Ha nacido una ilusión, llevaba mucho tiempo dándole vueltas a la idea de abrir un espacio en el que las mamás y los papás podamos compartir nuestras vivencias, preocupaciones, anhelos y, sobre todo, soluciones. Mi reto necesitaba ayuda, para ello puse a mi hermana Eva a trabajar en este proyecto. Quién no ha querido ser alguna vez una princesa, por lo que ¡¡AQUÍ ESTAMOS!! y te ayudaremos en lo que necesites. Anímate a entrar en acción

domingo, 22 de abril de 2012

Sacos para dormir

Mi hija Alba durmió con saco para dormir hasta los 5 años, se le salían los pies, se quedaba enrollada, se rompía la cremallera,... , pero no le importaba, ella tenía frío,y quería un saco como cuando era bebe,...La historia se complico cuando nació su hermano Iago y usaba sus sacos para dormir y aun por encima ENTRABA en ellos sin problema ¡si su hermano usaba  saco, ella también!...  así que los tuve de todas las formas, marcas y colores.
Tenía los desmontables de Imaginarium, super gorditos de Petit Bateau (marca que me encanta), de verano, de invierno, con cremallera hacia arriba, con cremallera hacia abajo,... pero claro meter a una niña que mide un  1.20  en un saco de bebe es un tema bastante difícil,...

Cuando la acostaba, siempre pensaba pero como será posible que las firmas de sacos para dormir  no se den cuenta que los niños crecen!!!!!. Y al final, llego una, que leyó mis pensamientos y ¡¡¡tachánnnn!! Norkid invento el edredón-saco ( al principio la idea me sonó, cono el lagarto-princesa).



Norkid  edredón nórdico, es nuevo concepto en edredones para niños, son sumamente abrigosos, suaves, y resuelven el problema de que los niños se destapen durante la noche, son muy prácticos para cuando los niños duermen fuera de casa. Su sistema de cierre permite que pasen toda la noche dentro del mismo, sin  que saquen los brazos o las piernas fuera, o que los riñones o la vejiga queden descubiertos,
Como vemos en la foto tiene lugar para las piernas y dos aberturas para sacar los brazos, aunque el niño puede si quiere dejarlos adentro para estar más calientes. Como cada una de las piernas está por separado el niño tiene una gran libertad en sus movimientos, el pequeño una vez metido dentro de su saco, que se ajusta con cierres laterales, puede acostarse sin necesidad de ninguna otra manta o cobertor para tener el mejor de los descansos.

Vienen en una gran cantidad de colores como el fucsia, verde, naranja o rojo, y se piden en diferentes tallas según la edad y el tamaño del niño que lo usará. Una vez colocado logra una temperatura nocturna de entre 17-18 ºC. y es completamente seguro para el uso infantil.


Imprimir

1 comentario:

  1. La idea es buenísima pero el precio es prohibitivo.

    ResponderEliminar